Si entendieras de verdad las consecuencias que tu imprudencia pudo tener…

Ayer, mientras entrábamos en el coche, aparcado en una céntrica avenida de cuatro carriles (dos en cada sentido), fuimos testigos de una de esas imprudencias que a veces hacemos las personas sin saber muy bien por qué. Pero que, cuando la presenciamos, nos hace llevarnos las manos a la cabeza y pensar: "está claro que hoy... Seguir leyendo →

Anuncios

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: