¿Cómo van a estar todas las ambulancias ocupadas?

 

La mayoría de los ciudadanos no conoce los recursos sanitarios con los que cuenta la emergencia extrahospitalaria de su comunidad. Poca gente sabe qué tipo de recursos existen, en qué consisten, en qué se diferencian y para qué situaciones está indicado cada uno.

ambulancias hospital

 

Y todo el mundo, sin excepción, cree que hay muchísimos más recursos de los que realmente hay. De ahí las quejas que (con razón) nos exponen varias veces al día. “¿Cómooooo? ¿Que todas las ambulancias están ocupadas?  ¡Eso es imposible!“.

 

Ni siquiera los propios sanitarios tienen un conocimiento exacto del número de UVIs móviles, ambulancias de Soporte Vital Básico o Intermedio, helicópteros, etc, de los que disponen en su área.

Lo saben bien los trabajadores de los servicios de urgencias hospitalarias y extrahospitalarias, que están continuamente utilizando, recibiendo o formando parte de dichos recursos. Lo saben los que, por un motivo u otro (formación MIR o EIR, Máster, próxima incorporación a un trabajo “de la calle”…) rotan por los Centros Coordinadores o los servicios de extrahospitalaria.

Pero quienes trabajan en otros ámbitos de la sanidad sólo tienen una idea aproximada. De ahí su extrañeza cuando solicitan un recurso al Centro Coordinador y se les informa de que está ocupado. “¿Cómooooooo? ¿Que la UVI móvil está ocupada? ¡Pues mándame otra! ¡Que este paciente necesita una UVI móvil!”.

 

Si los recursos fuesen ilimitados, trabajar en un Centro Coordinador sería sencillo. No haría falta hacer apenas preguntas. Podríamos activar siempre el recurso más completo, o el másboton y dedo cercano, o el que el alertante o el médico de Primaria nos solicitaran. La respuesta a la llamada sería veloz; la atención a la urgencia siempre adecuada; y el grado de satisfacción de los usuarios y de los sanitarios muy elevado.

 


smiley-sorprendido-37845151Pero, por desgracia, esto no es así. Los recursos son muy, muy limitados. Tan limitados que los propios sanitarios, cuando acuden a rotar a un Centro Coordinador, abren los ojos como platos ante la vista del mapa de recursos. “¿Cómoooooooo? ¿Me estás diciendo que sólo hay esto? ¿No hay más ambulancias? ¿No hay más UVIs? ¿A partir de las 20:00 horas y los fines de semana sólo quedan estos centros de salud de guardia? ¿Sólo tenemos estos pocos médicos y enfermeros para los domicilios urgentes? ¿ME ESTÁIS TOMANDO EL PELO?”.

Pues no. Ese mapa de recursos es la triste y limitada realidad. Los trabajadores del Centro Coordinador, cuando decimos que los recursos están ocupados, no mentimos. Y no somos quienes decidimos los recursos sanitarios que va a tener nuestra comunidad. Y no podemos fabricar, encontrar o contratar ni un solo médico, enfermero, técnico o ambulancia más que los que tenemos “en nuestras listas”. Que son los contratados de antemano por las gerencias varias.

Lo único que podemos hacer es gestionarlos. Tratar de afinar con lo que el paciente necesita, para poder mandarle el recurso más adecuado. Y tratar de reservar el resto para las posibles emergencias que puedan ocurrir minutos después. Aunque eso signifique tener que negar un recurso si consideramos que no es imprescindible. O desviar otro ya enviado a un nuevo aviso en apariencia más grave; y dejar al primer paciente en espera de nuevo.

 

1 hora

Porque (al menos en esta nuestra comunidad) cada recurso activado estará ocupado entre 30 y 90 minutos. Es decir: tardarán de media UNA HORA en quedar libres para poder usarse en la siguiente emergencia.

Esto quiere decir que el Centro Coordinador no sólo debe gestionar los recursos para ESE paciente concreto, sino pensando en los potenciales pacientes que pueden sufrir una urgencia o emergencia EN LA HORA SIGUIENTE. Y “mi Centro Coordinador” recibe más de MIL llamadas sanitarias al día.

 

Soy consciente de que, en el momento de la emergencia, no vais a estar para explicaciones. Ni os va a importar demasiado lo que les pase a los pacientes “de después”. Lo que querréis será lo mejor y más rápido para vuestro familiar. Por supuesto. Es exactamente lo que yo pensaré y gritaré si tengo la mala suerte de necesitar un día los “servicios” del 112: “¡¡¡yo lo necesito YA!!!“.

Pero debéis entender que nosotros, en nuestro trabajo diario como “gestores de recursos”, no podemos guiarnos por los sentimientos, sino por los algoritmos. No porque no entendamos lo que está sufriendo el paciente o la desesperación del alertante. No porque no deseemos con toda el alma enviar la ayuda cuanto antes. Sino porque nuestro trabajo no consiste en gestionar la ayuda sólo para VUESTRO familiar. Por mucho que os duela, por difícil que se os haga de entender, nuestra obligación es gestionar para TODA NUESTRA COMUNIDAD AUTÓNOMA. Para vuestro familiar, para el familiar de vuestro amigo, para el de vuestra novia, para el del señor del cuarto o el del tendero de la esquina, que pueden sufrir una emergencia en cualquier momento y en cualquier lugar. Y tenemos que tratar de acertar con el recurso adecuado. Y si el recurso necesario está ocupado, no se podrá enviar. Habrá que buscar otra alternativa, o dejar al paciente “en espera”.

Y esto es imposible de entender en medio de un momento de angustia. Esto sólo lo podréis entender si os lo explico fuera de una situación de urgencia, en frío, desde la lejanía de la teoría. Antes de que os veáis inmersos en una emergencia.

playmobil-4221-ambulancia-p-PPLA4221_1

En entradas anteriores he tratado de explicar el por qué y la importancia de las “112” preguntas que se hacen desde el Centro Coordinador para tratar de adivinar qué le está ocurriendo al paciente y qué recurso enviar (o no enviar). En esta entrada voy a describir los diferentes recursos sanitarios de los que disponemos en los servicios de urgencias extrahospitalarias. Tal vez si los conocéis y sabéis para qué está indicado cada uno, el día que los necesitéis entendáis un poco mejor por qué tras una llamada al 112 mandamos lo que mandamos, por qué negamos lo que negamos y por qué, mal que nos pese, nos vemos obligados a dejar “en lista de espera” a algunos pacientes.

 

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *

Estos son los recursos de los que el SAMU  dispone y que puede movilizar directamente para hacer frente a las urgencias o emergencias sanitarias (tal vez en otras comunidades sean un poco diferentes):

(Utilizo el  masculino genérico, ya que en todos los colectivos hay hombres y mujeres)

 

UVI

UVI MÓVIL: nuestro recurso más preciado. Es una ambulancia completamente equipada en personal, material y medicación para atender cualquier emergencia. En su interior viajan un médico, un enfermero y dos técnicos en emergencias sanitarias (TES), a los que la población conoce más coloquialmente como “conductor” y “camillero”.

 

beta2

AMBULANCIAS DE SOPORTE VITAL BÁSICO (SVB): en ella van dos TES. Tienen todo el material necesario para la atención a los traumatismos. Llevan también oxígeno y mascarillas para las dificultades respiratorias, y parte del material y medicación de una UVI móvil. Y si recogen al equipo de Atención Primaria (médico y enfermero, que disponen de unos maletines con su propio material y medicación  preparados para atender las emergencias más habituales) se convierten en ambulancias “medicalizadas”, que pueden dar gran parte del servicio que daría una UVI móvil.
TES

Los TES no son “simples porteadores de pacientes”. Son, como su nombre indica, TÉCNICOS FORMADOS Y ENTRENADOS EN LA ATENCIÓN A LAS URGENCIAS Y EMERGENCIAS. Están perfectamente capacitados para realizar la primera atención al paciente. Saben cómo se debe movilizar a un paciente lesionado o enfermo; y en muchos casos movilizarán y trasladarán a la persona directamente (o bajo indicaciones médicas telefónicas). Y, lo que es más importante: saben cuándo y cómo NO se le debe mover para no empeorar sus lesiones. Si la gravedad del paciente es tal que necesita cuidados médicos en el mismo lugar para su manejo y estabilización, requerirán apoyo sanitario al 112; y mientras llega el apoyo vigilarán al paciente, informarán de los cambios en su estado y realizarán maniobras salvadoras si llega el caso. Comenzarán RCP básica; usarán el desfibrilador automático (DEA) que llevan en la ambulancia; y a veces, para cuando llegue la UVI móvil o el equipo sanitario de apoyo, habrán salvado la vida del paciente.

 convencional

AMBULANCIAS CONVENCIONALES: son básicamente de transporte y de apoyo. Llevan poco material, y en ellas sólo viaja el TES conductor.

(Algunas comunidades disponen de AMBULANCIAS DE SOPORTE VITAL INTERMEDIO, que llevan un TES conductor y un enfermero, y VEHÍCULOS DE INTERVENCIÓN RÁPIDA (VIR), con un TES conductor y un médico. Pero la nuestra, a día de hoy, no incluye estos recursos).

 

EQUIPOS DE ATENCIÓN PRIMARIA: médico y enfermero, que trabajan en un centro de salud, pero pueden salir juntos o por separado, por sus medios o utilizando una ambulancia de SVB, a atender urgencias que ocurran fuera del centro de salud.

medico play enfermera playmobil

 

HELICÓPTEROS DE RESCATE: su principal utilidad es el rescate de personas o el traslado de pacientes que están en lugares inaccesibles para otros recursos. Excepcionalmente, nuestro helicóptero de rescate en montaña puede ser movilizado por el SAMU para traslados urgentes de pacientes que están en un hospital periférico y deben ir rápidamente al hospital de mayor nivel.

Su uso puede estar limitado por la meteorología y por la hora del día (nuestro helicóptero de rescate en montaña, por ejemplo, no vuela después del ocaso).helicóptero

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *    *     *     *     *     *     *     *

¿Y en qué situaciones debería moviliza el SAMU sus recursos?

 

a-Para las EMERGENCIAS y las URGENCIAS (que, aunque suenen parecido, no son lo mismo)

EMERGENCIA: situación CRÍTICA de peligro para la vida del paciente o la función de un órgano. Requiere una ATENCIÓN INMEDIATA o el paciente PODRÍA MORIR en pocas horas; y tal vez EN POCOS MINUTOS.

URGENCIA: situación clínica en la que una enfermedad de nueva aparición, un empeoramiento de una enfermedad existente o un agente externo suponen un RIESGO DE AGRAVAMIENTO O DETERIORO de la salud del paciente EN LAS PRÓXIMAS HORAS. Requiere una ATENCIÓN RÁPIDA en las horas siguientes para evitar complicaciones.

 

b-Para el traslado de pacientes que precisan atención sanitaria temprana pero NO PUEDEN TRASLADARSE A UN CENTRO SANITARIO POR SUS PROPIOS MEDIOS DEBIDO A UNA LESIÓN, ENFERMEDAD O ESTADO DE SALUD.

Este es un criterio puramente clínico. Y, lamentablemente, excluye razones como “no tener coche”,  “no tener dinero para un taxi”, “no tener quien le lleve a un centro sanitario”, “no tener con quién dejar a los niños”, “no querer molestar a nadie”, “no conocer la ciudad”, “no querer manchar el coche de sangre”, “tener derecho a una ambulancia porque paga sus impuestos”, “tener derecho a una ambulancia porque me está pagando a mí”, “aunque solo sea un esguince duele mucho”, etc.

Y las excluye no porque los trabajadores del Centro Coordinador lo deseen. Claro que entendemos ciertas situaciones personales, que a veces son durísimas o complicadas. No somos robots sin sentimientos: somos personas, y nos duele. Ojalá pudiéramos mandar siempre, a todos los pacientes, en todos los casos, el recurso que nos piden. Pero la escasez de recursos y la elevada demanda de la población lo impiden.

Lo mismo se debería aplicar a los equipos de Atención Primaria. Ellos deberían ser movilizados si son los más cercanos al lugar de la urgencia o emergencia. O si el paciente no puede trasladarse o ser trasladado por un familiar en un vehículo propio o público PORQUE SU ESTADO DE SALUD LO IMPIDE O DESACONSEJA. Pero hay muchos problemas de salud que sí permiten al paciente acudir “por sus medios” o con ayuda de familiares o amigos a un centro sanitario. Y así deberían hacerlo; para que los equipos sanitarios puedan ser más rápidos y eficaces atendiendo a todos los pacientes que acuden al centro de salud, y solo deban abandonarlo en casos realmente justificados.

 

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *

Pero la pregunta más importante es: ¿CUÁNTOS RECURSOS HAY EN TU COMUNIDAD?

 

Cuando vienen rotantes a nuestro Centro Coordinador (y sólo pueden ser médicos, enfermeros o estudiantes de un máster relacionado con la sanidad), antes de desplegar delante de ellos el mapa de recursos siempre les hacemos esta pregunta: “¿CUÁNTAS UVIS Y CUÁNTAS AMBULANCIAS DESTINADAS A URGENCIAS CREES QUE TIENE EL SAMU DISPONIBLES EN ESTA COMUNIDAD? ¿CUÁNTOS EQUIPOS DE ATENCIÓN PRIMARIA ESTÁN DISPONIBLES PARA LAS EMERGENCIAS Y URGENCIAS  EXTRAHOSPITALARIAS?”

Pues hasta la fecha, a no ser que ya conocieran el número previamente, ¿sabéis cuántos han acertado? Ninguno. ¿Sabéis cuántos han dicho un número inferior al que realmente hay? Ninguno. Todos, sin excepción, calculaban que contábamos con bastantes más recursos de los que hay en realidad.

Y si esta es la idea que está extendida entre los sanitarios, cómo no lo va a estar entre el resto de ciudadanos.

Cuando explicamos que los recursos están ocupados, la respuesta más frecuente del alertante suele ser: “¡Anda ya! ¿Cómo van a estar ocupadas todas las ambulancias? ¡Eso es imposible!”.

 

¿Conocéis el número de UVIs móviles, de ambulancias, de helicópteros y de equipos de personal sanitario para atención de urgencias de las que dispone vuestra comunidad?

tipos ambUVI b

 

La Organización Mundial de la Salud recomienda la dotación de una UVI móvil por cada 120.000 habitantes. Además cada UVI móvil debe cubrir un “círculo” en el que el tiempo máximo en llegar a los puntos más lejanos sea de 20 minutos.

En mi comunidad tenemos UNA UVI móvil por área sanitaria, y no en todas las áreas. Echad cálculos del número de habitantes que tiene vuestra localidad. ¿Cuántas UVIs móviles puede haber en vuestra ciudad? ¿Dónde está su base, de dónde salen? ¿Y cuánto pueden tardar en llegar al lugar de la emergencia?

 

El número de ambulancias sin personal médico (Soporte Vital Básico, convencionales) o con solo un sanitario (Soporte Vital Intermedio, VIR) será el contratado y pactado entre las diferentes Gerencias y las empresas de transportes. Si tenéis curiosidad por saber de cuántas ambulancias dispone vuestra comunidad, os animo a que preguntéis o investiguéis un poco. ¿Una? ¿Dos? ¿Tres? ¿Sois de las escasísimas y afortunadas ciudades españolas que tienen alguna más? ¿O vivís en zonas periféricas que tienen la ambulancia más cercana en alguno de los pueblos próximos, a varios kilómetros de distancia?

 

xmw_flota01_00

Una observación habitual que nos hacen los alertantes es: “Pues estoy cerca del lugar X, o de la base Y, o acabo de pasar por delante del hospital, y hay un montón de ambulancias paradas sin hacer nada”.

 Pues tenéis que saber que no todas las ambulancias que se ven pertenecen a la red de “transporte urgente”. Muchas son ambulancias para dar altas desde centros sanitarios, o para transportes colectivos (por ejemplo, de varios pacientes con movilidad reducida hacia el hospital para recibir algún tratamiento). Y estas ambulancias no están preparadas para el traslado de un paciente urgente. No tienen los medios adecuados o el material suficiente para atenderle “en ruta”. Otras ambulancias pertenecen a empresas diferentes a las contratadas por el servicio de salud, o al ámbito privado. Y algunas hasta puede que sean de otras comunidades. 

El SAMU (Servicio de Atención Médica Urgente) sólo puede movilizar las UVIs móviles y las ambulancias que la gerencia sanitaria haya pactado con la empresa de ambulancias como pertenecientes a la “red de urgencias y emergencias”. El resto de ambulancias no están preparadas para atender urgencias, y sólo podrán ser movilizadas en casos verdaderamente excepcionales o en accidentes de múltiples víctimas, casi como “medios de fortuna”.

 sanitarios en patinete

En cuanto a los equipos de atención Primaria, pueden tener pacientes graves en el centro de salud en ese momento. O pueden estar ocupados en un domicilio. O pueden estar disponibles, pero tener que desplazarse por sus medios al lugar porque no tienen ambulancia a su disposición (porque esté ocupada, o porque su base esté mucho más lejos del lugar de la emergencia que el centro de salud). Y entonces no pueden saltarse semáforos ni limites de velocidad.  Además, cuando se desplazan a un domicilio no pueden llevarse con ellos muchos de los aparatos o medios de los que disponen en el centro de salud. Y si todos los equipos se desplazan a “la calle”, no habrá nadie para atender a los pacientes que acudan al centro sanitario. Son un recurso tan necesario como difícil de gestionar.

Y, de nuevo, os animo a tratar de conocer el número de equipos de atención Primaria disponibles fuera de los horarios “de oficina” de los centros de salud (es decir, los equipos pertenecientes a los Servicios de Atención Continuada (SAC) o a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) que atienden por las tardes, noches, fines de semana y festivos). Que será el pactado con la gerencia sanitaria de cada comunidad; y estarán localizados en los puntos que dicha gerencia determine. Ni un médico más, ni un enfermero más, ni un centro sanitario más.

*     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *     *    *     *     *

Y cuando salgáis del pasmo que os habrá supuesto conocer la pequeña cifra de UVIs, ambulancias y equipos de Atención Primaria de vuestra comunidad, os recuerdo que LOS TRABAJADORES DEL CENTRO COORDINADOR NO TIENEN LA CULPA DEL ESCASO NÚMERO DE RECURSOS DISPONIBLES.

Lo que intentan con tanta pregunta es, precisamente, reservarlos para los casos indispensables:

-Las UVIs móviles deberían activarse para atender posibles EMERGENCIAS. Queda a criterio del médico del Centro Coordinador el activarlas para posibles URGENCIAS; pero podrían ser desviadas en el caso de que surja una EMERGENCIA en los minutos siguientes.

-Las ambulancias con personal sanitario de Atención Primaria deberían activarse para atender posibles EMERGENCIAS en el caso de que la UVI móvil de la zona estuviese ocupada; o para atender posibles URGENCIAS que pudieran beneficiarse de una atención médica inicial en el lugar, previa al traslado o durante el mismo.

-Las ambulancias sin personal sanitario deberían activarse para atender posibles URGENCIAS que se beneficiaran sobre todo de un traslado rápido a un centro hospitalario, sin necesidad de atención médica en el lugar. Y también en ciertas EMERGENCIAS en las cuales es preferible un traslado rápido en la ambulancia más cercana que demorarse en esperar por el personal sanitario.

-El personal sanitario de Atención Primaria debería movilizarse cuando sean el recurso más cercano a la urgencia o emergencia. Y también cuando, a pesar de no tratarse de una urgencia o emergencia,  el estado de salud del paciente impida o desaconseje su traslado a un centro de salud. En este caso, el equipo sanitario se desplazará al lugar en el que se encuentre el paciente y valorará si puede ayudarle sin necesidad de traslado o si se requiere una ambulancia para llevar al paciente al hospital.

 

Salvo excepciones que quedan a criterio del médico del Centro Coordinador o de los propios equipos de Atención Primaria, en el resto de los casos los pacientes deberían trasladarse por sus medios o con la ayuda de familiares o amigos, en vehículos propios o públicos, al centro sanitario pertinente según su patología.

No por capricho del Centro Coordinador. No por comodidad de los equipos de Atención Primaria. No por vagancia de los conductores de ambulancias.

Por gestión de recursos. Para que las personas que realmente los necesitan tengan esos recursos libres y dispuestos a ir a atenderles con la menor demora posible.

Y esto no solo depende del Centro Coordinador. También depende, y mucho, de la colaboración ciudadana.

Depende de la sinceridad, generosidad, empatía y comprensión de las personas que, cuando ven posible trasladar al paciente al centro sanitario “por sus medios”, no activan recursos innecesarios.

Depende de la correcta llamada al 112 y de la capacidad de mantener la calma y contestar a todas las preguntas que el Centro Coordinador les hace para saber qué recurso necesita ese paciente y no movilizar otro erróneo.

Es cierto que a veces nos equivocamos. Por defecto o por exceso. No podemos ver al paciente a través del teléfono. Puede que en alguna ocasión no hayamos sido capaces de valorar correctamente la situación;  y no hayamos mandado un recurso necesario, o no hayamos enviado el más indicado. Cuando esto ocurre sólo podemos pedir disculpas por ello.

Pero si no hemos enviado un recurso será, o porque no estaba disponible, o porque sinceramente hemos interpretado que no estaba indicado hacerlo en esa situación. No es porque nos produzca satisfacción “no mandar una ambulancia”. No ganamos nada. No nos incentivan, ni nos suben el sueldo, ni nos ascienden, ni nos felicitan por no movilizar recursos. Pero, en cambio, movilizarlos para algo injustificado y no tenerlos disponibles para una urgencia o emergencia puede ser muy grave.

Por favor: si no se trata de una urgencia o emergencia, si vuestro conocido puede trasladarse o ser trasladado a un centro sanitario con vuestros propios recursos, intentadlo.

Porque, al fin y al cabo, cualquiera de nosotros o de nuestros familiares podríamos necesitar, en un momento dado, de ese recurso que el Centro Coordinador tanto se esfuerza en activar únicamente cuando se necesite de verdad. Porque hay muy, muy, muy pocos recursos. Muchos menos de los que imagináis.

IMG-20151017-WA0004

 

 

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Cómo van a estar todas las ambulancias ocupadas?

Agrega el tuyo

  1. Me parece muy bien este articulo y está muy bien explicado pero como médico de Atención Primaria que soy y después de haber trabajado muchos años de SAC y como guardias que sigo haciendo, tengo varias cosas que matizar (sin ánimo de ofender a nadie ni criticar ni nada, eh?) porque las he vivido en carne propia, no me las han contado.
    Primero: cuando se dice en un aviso urgente “tienes q ir por tus medios porque la ambulancia está ocupada”…nunca entendí, entiendo ni entenderé, que tenga que poner mi coche propio para semejante menesteres (y lo he hecho para atender un tráfico con múltiples víctimas y bastante gordo, eh?). La ansiedad que genera la situación unida a tener que conducir y encima que te azucen desde el centro coordinador (insisto, casos vividos en carne propia) es bastante desagradable… además si mientras estás yendo el médico de sala te sigue llamando para ver por dónde vas o por qué no has llegado todavía… pues todo junto: gloria! Si mi coche se rompe, tengo un accidente, me ponen una multa o le hago un “bollo”… puedo pedir daños y perjuicios? Pues no, lo tengo que sufragar yo a pesar de que ha sido mientras estaba trabajando.
    Segundo caso: Orden del médico de sala: “tienes que ir con la ambulancia a casa de una niña con posible luxación posterior de cadera al caerse de una bici”. Centro de salud hasta la bandera porque era verano en un sitio muy turístico de costa en el oriente asturiano. Propongo al médico de sala: y no me la puede traer la ambulancia (SVB) al centro y la valoro aquí que tengo mucha gente? Respuesta: “NO. Vas tú”. Lógicamente voy y valoro. La niña de pie, riéndose… “es q me duele al caminar porque he estado nadando mucho x la mañana…” Los padres: “es que mañana se va de campamento, no vaya a ser que no pueda…”. Explico que parece una tendinitis y que con reposo y analgesia es suficiente. “Queremos que la hagan una radiografia para quedarnos más tranquilos…”; “bueno, pues acérquenla entonces al hospital y que se la hagan si lo creen oportuno”. “Pero va en la ambulancia, no?”. Tenían 3 coches en la casa!!! Les aconsejo que la lleven ellos… se niegan y llamo al 112 para exponer la situación. Hablo con el médico y le explico que ni luxación ni nada y que hay 3 coches en la puerta. Respuesta de médico del Centro Coordinador: “la llevas en la ambulancia con el colchón de vacío y la acompañas hasta el hospital”. A lo que yo respondí: “tú mandas. Si hay algo gordo no me metas prisa”. 10 minutos más tarde, faltando todavía para llegar al hospital, recibo llamada del 112: “niño de 2 años con crisis convulsiva en un hotel. Tardarás mucho? La UVI está ocupada”.
    Tercer caso: paciente mayor atendido en domicilio por dolor abdominal inespecífico que como no mejora quieren llevarlo al hospital “pero tiene que ser en ambulancia”. Aviso al 112 exponiendo la situacion: “la familia va en coche detrás y el paciente NO necesita absolutamente nada para el traslado; no creo oportuno poner ambulancia”. Respuesta del Centro Coordinador: “bueno, se la mandamos, total qué más da…”
    Lo que quiero con estos casos expuestos es que TODOS hagámos autocrítica de la situación. Si lo que se reclama es gestión de recursos HAGÁMOSLO TODOS!!! Y si un médico ha valorado una situación y dice que no se necesita consumir esos recursos, pues que se le apoye. “Quema mucho” que tú intentes explicar la situación que tienes, que veas que no te ayudan por comodidad (el no saber dónde están los sitios no es excusa para consumir recursos de este tipo) o hasta vivir una situación desagradable de voces o insultos (también vividos en primera persona) y luego el centro coordinador te deje “vendido” mandando esos recursos tan innecesarios para unos pacientes y, a veces, tan imprescindibles para otros y para el equipo sanitario.

    Me gusta

    1. No puedo estar más de acuerdo con cada palabra que dices. Yo tampoco entiendo que no haya un vehículo a la puerta de cada centro de salud para llegar antes a los domicilios (evidentemente no lo hay por temas económicos). Y en lo de apoyar las decisiones de primaria, tienes toda la razón. Y si no lo hacemos, lo hacemos mal. Mis disculpas por ello, y espero que entre todos podamos apoyarnos, respetarnos y mejorar la atención extrahospitalaria.

      Me gusta

  2. Por suerte, después de 37 años primero como APD con jornada laboral de 335 días de atención continuada los bisiestos 336 sin medios do comunicación, incluso un fin de semana tuve 103 avisos, 80 domicilios y os quejáis de que si dos, tres s ambulancias y un helicóptero cuando nosotros teníamos una ambulancia que era una puñetera lechera y a 130 kms del hospital de referencia que era Oviedo. Y no nos quejabamos y que la gente nos veía como dioses pues todo el material que teníamos dado por la S.Social eran los talonarios de recetas, partes de baja y confirmación y los famosos volantes P 10.
    Y pichi tu que me conoces sabes que hemos hecho verdaderos milagros

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Create a website or blog at WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: