Sin categoría

Un abrazo en un difícil Día de la Madre

20170507_100732-1-1Hoy es el Día de la Madre. Y a mí, como a tantas otras madres, me toca pasarlo lejos de mis hijos. En mi caso, trabajando 24 largas horas en la UVI móvil.

Pero este Día de la Madre lo estoy pasando y lo pasaré junto a varias madres. Ninguna de ellas tendrá un día lo que se dice “muy feliz”. Así que quiero mandarles un fuerte abrazo a todas ellas.

A mi madre, que hoy está lejos, en otra ciudad, acordándose de su hija y de sus nietos.

A todas las madres trabajadoras con las que hoy compartiré guardia. Mi compañera enfermera. Las madres médicos, enfermeras, TES, operadoras telefónicas del 112 y del SAMU, farmacéuticas, auxiliares, celadoras, técnicas de hospital, personal de limpieza y tantas otras que pasarán este día trabajando en la sanidad para ayudar y cuidar a muchas otras madres y sus familias.

A todas las madres trabajadoras con las que me cruzaré al paso de mi ambulancia: las de las cafeterías, pastelerías y kioscos, las de las tiendas de 24 horas, las de las residencias y centros de acogida, las policías, las taxistas, las camareras…un sinfín de madres en un sinfín de lugares, en ninguno de los cuales sus hijos estarán a su lado.

A todas las madres que hoy tendrán que llamar al 112 con el corazón en un puño porque uno de los suyos acaba de sufrir una urgencia o emergencia.

A todas las madres que hoy estarán en una UVI móvil, en Urgencias o en una planta de hospital acompañando a un ser querido. Y especialmente a las que estarán junto a sus hijos enfermos, dándoles la mano con una sonrisa, tragándose las lágrimas y el miedo para que ellos no sean conscientes de su angustia. Ellas representan hoy la esencia de la MADRE. Espero que termine siendo un Día de la Madre suficientemente feliz para ellas.

A todas las pacientes madres que hoy serán, además, pacientes sanitarias. Ojalá que puedan tener a su lado a sus hijos, o al menos, una mano amiga y cariñosa cerca. A mis pacientes de la edad de mi madre les prometo que les daré un abrazo con cariño de hija que espero que les alegre un poquito el día.

A todas la madres que hoy tendrán a sus hijos lejos por cualquier motivo. 

A todas la madres que tienen a sus hijos esperándolas al otro lado. La abuela de una de mis amigas, que había perdido un hijo, nos contaba de pequeñas que las almas que vivían en el Cielo tenían tres días de permiso al año para volver a la tierra. Y que las almas de los hijos solían elegir la Navidad, el día de su cumpleaños y el Día de la Madre para regresar y fundirse con ellas en su corazón. Ojalá estas madres sientan hoy a sus hijos muy, muy cerca de ellas y se sepan amadas, acompañadas y reconfortadas.

En mis ratitos libres voy a aprovechar para leer mi nuevo libro, regalo del Día de la Madre: “Eres una madre maravillosa”, de la pediatra Lucía Galán, @Luciamipediatra. 

Un abrazo para todas esas madres maravillosas que hoy me acompañarán en un difícil Día de la Madre, para mí azul de ambulancia y de añoranza.

Screenshot_2017-05-07-11-01-10-1

 

 

 

Anuncios
Estándar

One thought on “Un abrazo en un difícil Día de la Madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s